Indicaciones para las campañas de ensilado

Con la finalidad de atender de la mejor manera posible el volumen de trabajo que se genera durante las campañas de ensilado, tanto de hierba como de maíz, y también en la siembra, AIRA recuerda que hay fijada una vía única para estas gestiones. Así, desde lo equipo de la cooperativa pueden agilizar y mejorar la gestión de encargo de los trabajos de maquinaria.

En el momento de realizar las encargas de los trabajos de las campañas con la Cooperativa tiene en cuenta los siguientes puntos:

  • Las encargas de los trabajos sólo se realizarán a través del teléfono 627 486 625. Ni trabajadores de las cosechadoras y tractores, ni el responsable de maquinaria gestionan las encargas. Es importante sólo hacer las solicitudes a través del teléfono, a través de otras líneas no se cogerán los avisos.
  • Las solicitudes de precios de los servicios sólo se atenderán en el teléfono 627 486 625.
  • Los avisos sólo se recogen de lunes a viernes en el horario habitual de atención al público de la Cooperativa: de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.
  • Es necesario que se dé información concreta y clara del trabajo a realizar. Así, en los avisos se debe indicar, con la mayor exactitud posible, las siguientes cuestiones:
  1. El número de hectáreas de cultivo y también de hincas en las que se harán los trabajos. Se admitirá sólo una variación aproximada de un 10 % en la superficie estimada, para evitar perjudicar la otros socios/las.
  2. Los servicios que se solicitan (segadora, picador/colleitadora, extendedor, etc.).
  3. Reservar la fecha de ensilado exacta y no modificarla en días previos. Las encargas realizarlas con la mayor antelación posible y siempre con un mínimo de 10 días de margen con respeto de la fecha que se quiere ensilar.

Desde la Cooperativa indican que las fechas previstas y fijadas pueden verse alteradas debido a las condiciones meteorológicas. Aun así, desde AIRA se tratará de que haya las mínimas modificaciones en las fechas previstas, incorporando mayor cantidad de equipos y de personal en cuanto se puedan retomar los trabajos y así reducir al máximo los retrasos provocados por las lluvias.

RECOMENDACIONES

Abonado

Por norma general, en pradera se debería abonar en torno a 80 unidades de Nitrógeno. En las parcelas que están con mucho purín, donde normalmente hay niveles altos de fósforo y potasio, se abona solo con Nitrógeno; en aquellas con menos purín o sin él, abonamos con fórmulas específicas de pradera N-P-K .

Manejo del purín

El purín deberá enterrarse siempre que sea posible porque sino baja mucho su eficiencia, además de que la fertilidad de la tierra se ve comprometida por un exceso de pisado. Para eso, la fosa debe tener capacidad para 7-8 meses.

Abonado con mineral químico

Es siempre recomendable asesorarse con el técnico de la cooperativa para realizar un plan de abonado acomodado a cada explotación. Debemos tener siempre en cuenta el manejo de la hierba, principalmente de cuantos cortes se van a realizar. Lo recomendable es hacer 2 aplicaciones para el primer corte y otra para el segundo. Es decir, 2 aplicaciones si se va a un corte o 3 aplicaciones si se va a dos cortes. Por ejemplo:

Estos ejemplos son para tierras con purín donde se aplican productos nitrogenados, pero si fueran tierras abonadas con N-P-K sería lo mismo. Cuando se va a dos cortes, en la segunda aplicación se incrementan las unidades fertilizantes con parte del que le corresponde para el segundo. Eso le ayuda a arrancar y permite mantener un nivel más estable de nutrientes en la tierra. En la segunda aplicación, o en la tercera en su caso, es un buen momento para comunicar al servicio de maquinaria de la cooperativa la fecha estimada de corte, superficie, etc.

Ensilado
Para hacer un buen ensilado es muy importante utilizar una buena semilla y programar bien la fecha de corte, dependiendo del producto sembrado. El uso de bacterias fermentativas es muy importante para hacer un buen silo, así como una fermentación controlada que permita estabilizar el silo lo antes posible.

Un bueno pisado es imprescindible, por eso el uso de rollos apisonadores, además de los esparcidores son muy importantes. El escrupuloso respeto a hacer capas finas e ir pisando poco a poco es imprescindible. Se debe de ajustar muy bien el trabajo del silo y el de acopio de hierba, siendo siempre el trabajo en el silo el que marca los tiempos.

Un bueno sellado también es imprescindible. Se deben usar plásticos de calidad, ya que un film intermedio hace mermar mucho las pérdidas. El uso de mallas y sacos acomodados es también imprescindible.